lunes, 29 de octubre de 2012

Los Kurdos quieren su parte

 
Siria: Los rebeldes violan el cese del fuego Fuerzas antigubernamentales atacaron una base militar infringiendo la tregua acordada para la Fiesta del Cordero .  Los rebeldes sirios violaron el cese del fuego acordado durante la celebración musulmana de la Fiesta del Cordero, al atacar una base militar, en el noroccidente del país. Fuerzas del Gobierno sirio entraron en violentos enfrentamientos con rebeldes de la oposición este viernes cerca de la base militar en el Wadi al Deyf, en la ciudad de Maaret al Numan, informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) con sede en Londres.  egún Rami Abdul Rahman, director del OSDH, "los sangrientos enfrentamientos se iniciaron a las 10:30 (7:30 GMT) cerca de la base militar de Wadi Deif”. En respuesta al ataque, las fuerzas del Gobierno sirio atacaron uno de los pueblos cercanos a la base, situada en una carretera estratégica que une la capital, Damasco, con la ciudad de Alepo. Según Rahman, en los enfrentamientos armados en la región participan activamente militantes del grupo extremista Dhebhat en Nusra, asociados con Al Qaeda.  l mando de las fuerzas armadas sirias, anunció el jueves el cese de las operaciones militares en todo el país con motivo de la fiesta musulmana, que se celebra entre el 26 y el 29 de octubre. Sin embargo, el comando militar sirio se reservó el derecho de responder por la fuerza si “los grupos terroristas siguen disparando contra la población civil y las fuerzas gubernamentales y contra edificios estatales y privados, especialmente en caso de coches bomba y otros artefactos explosivos".  además, este viernes se registró un atentado en el sur de Damasco. La explosión de un coche bomba dejó un saldo de casi 50 muertos. Las protestas tampoco dan tregua Varias manifestaciones contrarias al Gobierno de Bashar al Assad se registraron este viernes en Siria, en el primer día del cese del fuego, según informaron militantes de la oposición siria y el OSDH. De acuerdo con la ONG de derechos humanos, las principales marchas ocurrieron en Raga, en el noreste del país. También hubo manifestaciones importantes en la provincia de Deraa. La oposición afirma además que se realizaron manifestaciones en Damasco y en su periferia, así como en Alepo (en el norte del país) y en Deir Ezzor (este). La semana pasada el mediador de la ONU y la Liga Árabe, Lajdar Brahimi, hizo un llamamiento a las autoridades de Siria y a los rebeldes para que declarasen un alto el fuego durante los tres días festivos de Aid al Adha, o Fiesta del Cordero, el cual se hizo efectivo en la noche del jueves. "Rebeldes bloquean todas las iniciativas pacíficas" El analista internacional Txente Rekondo opina que los grupos armados bloquearán todas las iniciativas pacíficas hasta que los aliados de EEUU en la región así lo promuevan.

Desde el inicio de las protestas la vida ha cambiado no solo para los sirios, sino para la mayor minoría en el país que busca su espacio
Kofi Annan, el enviado especial de la ONU en Siria y autor del plan de paz en el país, va a visitar el Estado donde la frágil tregua convive con la violencia continua y los ataques por parte de los grupos armados opositores. Pero pese a la inseguridad en el país, la vida continúa. Y desde el inicio de las reformas en Siria promulgados por el Gobierno de Bashar al Assad, ha cambiado mucho la vida no solo de los sirios, sino de la minoría étnica kurda, con una difícil historia de integración en la sociedad y a veces violenta. El corresponsal de RT Francisco Guaita ha comprobado cómo ven los cambios los kurdos, tal vez otro pueblo más sin hogar en Oriente Medio. 
 os hombres que organizan el tráfico en esta calle siria no son de las fuerzas de seguridad del régimen ni tampoco miembros del Ejército Libre Sirio. Son grupos de kurdos que en Siria están pescando en río revuelto. “El régimen sirio está pendiente del conflicto y nosotros aprovechamos esto para conseguir autonomía", dice Haidar Rassid, uno de los encargados de los controles. Los kurdos son la mayor minoría en Siria. Durante los más de 40 años de régimen, la familia Al Assad los ha marginado. No ha reconocido ni su identidad cultural ni su lengua, tal y como sucede en otros varios países orientales. Antes de la crisis, cantar el himno kurdo podría costarle a estas personas hasta el encarcelamiento.  lo sabe bien. Durante varios años estuvo dando clases de kurdo en la clandestinidad. Sin embargo, el conflicto le ha abierto la posibilidad a este pueblo de fundar, sin la aprobación del Gobierno, más de 60 escuelas. "Hace unos meses el Estado no nos permitía dar ninguna lección en kurdo. Nos decía que al vivir en un país árabe, debíamos hablar esa lengua. Los libros, incluso las canciones kurdas, estaban prohibidas. Te multaban o te llevaban a la cárcel, pero eso ahora está cambiando", asegura Jamil Sheckdahdu, director de una escuela. En este conflicto, muchos kurdos se encuentran en un limbo. No quieren apoyar al Gobierno por el trato recibido durante las últimas décadas, pero tampoco confían en la oposición, que hasta el momento ha desoído sus peticiones.  demás, temen la posibilidad de que grupos religiosos radicales tomen el poder. "Los kurdos se han dado cuenta hacia dónde puede ir este conflicto y han llegado a una importante decisión histórica, que es la de tomar la posición nacional. Hoy en día, muchos están en pro de la seguridad y la estabilidad en el país", dice Omar Osi, analista político. Pero a su vez, algunos kurdos sacan a la luz que fueron ellos los primeros que generaron estas revueltas. En el 2004, durante varios días, mantuvieron largos enfrentamientos contra las fuerzas de seguridad del país para defender sus principios. Los kurdos son el pueblo más grande en el mundo sin Estado. Su causa está asociada a la discriminación durante décadas. En Siria, tras el conflicto, el régimen de Al Assad ha hecho concesiones ofreciéndoles hasta la ciudadanía en el país. Un derecho que antes a miles de kurdos les era rechazado. Otros cientos de miles como Farhad ya tenían la nacionalidad desde hace años, pero piden vivir con los mismos derechos que tiene cualquier otro sirio. “Los kurdos sirios no queremos un Estado independiente, sino vivir en paz con árabes y cristianos. Pero queremos ser tratados de igual manera y ser reconocidos en nuestro documento de identidad como kurdos, y no como árabes", dice Farhad Sharif, el farmacéutico. Entre Turquía, Irak, Irán y Siria viven más de 40 millones de kurdos. En cada país, sus formas y maneras de abrirse camino han sido muy diferentes. Tras la invasión de Estados Unidos a Irak, los kurdos han conseguido un amplio sistema de autonomía.  na autonomía que, a través de la crisis, también se está extendiendo en Siria. "El régimen no nos tiene que dar nada. Nosotros estamos consiguiendo todo por nosotros mismos. No es un asunto de lo que nos ha dado, sino que son nuestros derechos", cree Jamil Rasheed, miembro del Consejo Oeste del pueblo kurdo. De acuerdo con algunos expertos, el posicionamiento de las minorías es vital para el desenlace del conflicto sirio. Por eso, y tras mucho tiempo en la invisibilidad política y social, los kurdos tienen mucho que decir en el país.


Los kurdos sirios apoyan por primera vez al régimen de Bashar al Assad Grupos armados kurdos combaten contra los rebeldes sirios en la provincia de Alepo

Los grupos armados kurdos en Siria se han posicionado y combaten ahora contra los rebeldes del Ejército Libre Sirio (ELS) en defensa de diferentes poblaciones kurdas en la provincia de Alepo, al noroeste del país. Estos violentos choques en Alepo dejaron al menos 30 muertos, y unos 200 kurdos fueron capturados por los soldados del ELS. Ese enfrentamiento fue el primero desde el inicio de la guerra civil en el país árabe entre los kurdos, la mayor minoría en el país árabe, casi el 10% de la población del país, que busca su espacio en Siria, y los rebeldes sirios opositores al régimen de Bashar al Assad.
 El apoyo de Al Assad a los kurdos Según opinan los expertos, este incidente puede cambiar el balance de las fuerzas en el conflicto armado en este país, que continua ya desde marzo del año pasado y se ha cobrado la vida de más de 30.000 ciudadanos sirios, según datos de la ONU. Si los kurdos apoyan a las fuerzas leales a Assad en otras regiones de Siria, esto podría convertirse en un gran problema para los militares rebeldes del ELS. El mandatario sirio otorgó la nacionalidad a más de 100.000 kurdos, que durante décadas fueron privados de todo derecho. Al Assad concedió la ciudadanía siria a los residentes kurdos que habitan la región de Hasake, nordeste del país. Desde aquel entonces el presidente multiplicó los gestos de apoyo hacia los kurdos en Siria, pese que una gran parte de ellos entraron al país de forma ilegal desde las vecinas Turquía e Irán. “Jamás permitiríamos que ellos operasen en nuestra región” Salih Muslim Muhammad, presidente del partido kurdo Unión y Democracia, señaló en vísperas en una declaración a los medios, que por ahora Alepo está abarrotada de grupos armados, muchos de ellos extranjeros. “¿Qué están haciendo allí? Nosotros jamás permitiríamos que Al Qaeda o cualquier otro grupo de esa naturaleza operase en nuestra región”, señaló el dirigente.

miércoles, 24 de octubre de 2012

Genocidio en Libia..pruebas.

Denuncian que las milicias "cometen un genocidio" en Bani Walid El último bastión de los partidarios del ex líder libio Muammar Gaddafi lleva casi tres semanas sitiado
Bani Walid, en Libia, ha estado sitiada durante casi tres semanas. Un hombre cuya familia se encuentra en esa ciudad y describió los horrores que al parecer tienen lugar allí. Denunció un "genocidio" a manos de las milicias. Bani Walid, el último bastión de los partidarios del difunto gobernante libio Muammar Gaddafi, ha estado bajo sitio durante 20 días, sin una resolución del conflicto a la vista. Un hombre llamado Faraj, quien se encuentra en Egipto pero está en contacto con sus familiares en Bani Walid, afirmó que las milicias habrían rodeado Bani Walid y no permiten que suministros como alimentos, agua, medicinas y ayuda humanitaria entren a la ciudad. Presuntamente, la electricidad y el gas en la ciudad también han sido cortados. "Masacre en Bani Walid" Faraj dijo que "la ciudad ha estado expuesta al genocidio de las milicias de Misrata que están cooperando con grupos de Al Qaeda". "Ellos atacan la ciudad y están utilizando maquinaria pesada para demoler las casas", dijo Faraj. "Están utilizando gases tóxicos, internacionalmente prohibidos, contra civiles y bombardean a la población con tanques". "Hay un derramamiento de sangre en Bani Walid y nadie puede oír a la gente dentro de la ciudad. Las armas de las milicias vienen de afuera incluso de las administraciones de Sarkozy y de Obama". En su asedio, las tropas tratan de detener a los responsables de la muerte de Omran Shaaban, el hombre conocido por capturar a Gaddafi el año pasado. La tribu Warfalla, que controlaba Bani Walid, fue acusada de secuestrar y torturar a Shaaban. "Operación quirúrgica con errores pequeños" A pesar de los testimonios que denuncian un gran número de pérdidas humanas y destrucción masiva, las autoridades libias declaran que durante la operación las fuerzas estatales solo cometieron "pequeños errores". Así lo declaró el portavoz del Consejo Nacional de Transición libio (CNT), Mohamed Sayeh, . "Nosotros cuidamos de las familias, de cada una de ellas, de cada niño. Los trasladamos de Bani Walid, preparamos las casas y todo lo que necesiten. Pero cuando las fuerzas del Gobierno atacan un lugar donde se esconden los delincuentes, claro que no será fácil, es como una operación quirúrgica.  Existirán algunos errores pequeños, pero en general las cosas son realizadas perfectamente. Yo confío en los que están allí, confío en nuestro Ejército. Son musulmanes, sus valores humanos son muy altos. Tengo mucha confianza y estoy seguro de que nunca usarían armas químicas. Este armamento se usaba durante la dictadura. Pero el Ejército que combatió contra esos grupos no lo emplearía ahora, tiene valores y respeta las reglas", dijo. La ONU no actúa "Nosotros esperamos que los medios de comunicación lleguen a Bani Walid para ver la verdad por sí mismos e informar sobre la historia", dijo Faraj. Hasta ahora, la ONU no ha adoptado ninguna medida para frenar la violencia actual. Rusia trató de proponer un proyecto de declaración pidiendo una solución pacífica para Bani Walid, pero fue bloqueado por EE.UU. El analista de Asuntos Árabes Barry Lando dijo  que el poder principal en Libia lo tienen las bandas de milicias armadas. "Ahora hay cientos de milicias, muchas de ellas armadas hasta los dientes", afirmó Lando. "Cientos de miles - tal vez millones - de armas están ahí afuera, más armas que personas. El nuevo Gobierno parece estar allí de pie mirando lo que sucede a su alrededor, casi sin poder hacer mucho al respecto", agregó. 

Hamis al Gaddafi, hijo menor del difunto líder libio, habría muerto este sábado después de ser herido y detenido en el pueblo libio Bani Walid, uno de los últimos bastiones leales a Muammar Gaddafi, según informó la cadena Al Arabiya. El vice primer ministro de Libia, Mustafá Abushagur confirmó la información a través de su cuenta de Twitter. Según él, el cadáver de Hamis Gaddafi se encuentra en este momento en un hospital de la ciudad de Misurata.
 Anteriormente la agencia egipcia Mena informó de que Hamis resultó herido y capturado en Bani Walid y llevado posteriormente al hospital. El año pasado el Consejo Nacional de Transición libio ya había confirmado las informaciones sobre la muerte de Hamis, comandante de la brigada de élite que lleva su nombre, por un ataque aéreo de la OTAN. El joven, de 28 años, se graduó de una escuela militar en Trípoli y después cursó estudios en la Academia Militar Frunze de Moscú. Como jefe militar participó en la represión de las manifestaciones que estallaron el 17 de febrero en Libia. Este mismo viernes las autoridades libias han prendido al ex portavoz de Muammar Gaddafi, Musa Ibrahim. Lograron detenerle en un punto de control a 80 km al sureste de Trípoli, en la ciudad de Tarhouna, exactamente un año después de que muriera a manos de los rebeldes su antiguo jefe y ex líder libio. El viceprimer ministro actual del país, Mustafa Abushagur, confirmó la noticia en su cuenta de Twitter. “El delincuente Musa Ibrahim fue detenido y está actualmente en camino hacia Trípoli”, dijo.

mas miserias desde Siria

La CIA y Turquía fabrican las condiciones de guerra con Siria El embajador de EE.UU. en Turquía afirmó que los países están creando un plan de contingencia ante cualquier eventualidad que pueda suceder
Aliados a escondidas: La CIA y Turquía fabrican las condiciones de guerra con Siria   La CIA trabaja en secreto en estrecha colaboración con el Gobierno de Turquía para exacerbar la situación en Siria y crear las condiciones de guerra en el país, mientras que los funcionarios de EE.UU. y de la OTAN públicamente llaman a la moderación del conflicto. "Ciertamente les aseguro que nuestras fuerzas militares, nuestros oficiales militares, están en contacto", afirmó Francis J. Ricciardone, el embajador de EE.UU. en Turquía. "Sé que esta semana nuestros expertos tienen un foco especial en torno al conflicto sirio. Lo que hacen bien los militares es crear un plan de contingencia para cualquier eventualidad que pueda suceder", subrayó.
 Ricciardone afirmó que todavía no se ha tomado ninguna decisión política para la creación de una zona de exclusión aérea sobre Siria, aunque EE.UU., Turquía y la OTAN están trabajando en ello. Lo que hacen bien los militares es crear un plan de contingencia para cualquier eventualidad que pueda suceder" Desde comienzos de octubre Turquía bombardeó al país vecino en varias ocasiones, advirtiendo a Damasco que el riesgo de una guerra es cada vez mayor, mientras que los medios de comunicación apuntan a que los funcionarios de inteligencia estadounidense colaboran cada vez más estrechamente con Turquía en busca de crear las condiciones para que esa guerra estalle cuanto antes. A principios de septiembre EE.UU. envió a la zona de la frontera turco-siria a más agentes de la CIA y diplomáticos para controlar la entrega de armas a los rebeldes en el país y organizar la administración en territorios fuera del control de Damasco. Según informó la cadena privada turca NTV, los agentes estadounidenses se dedican a recoger información entre los refugiados y opositores del régimen sirio y a ayudar a los insurgentes en asuntos organizativos. Las primeras informaciones sobre la presencia de agentes de la CIA en la región fronteriza con Siria fueron difundidas por medios locales turcos en junio de este año. Entonces los medios aseguraron que los servicios secretos estadounidenses se dedicaban al control de suministros de armas a la oposición siria a fin de que no cayeran en manos de terroristas de Al Qaeda.

Rebeldes sirios cobran en dólares provenientes de Turquía y Qatar Expertos opinan que hay una estratégia en marcha consistente en promover soterradamente una guerra y financiar a mercenarios
 Los grupos armados sirios han admitido que reciben salarios en dólares procedentes de países como Qatar y Turquía. De ello informan medios iraníes, citando a uno de los líderes rebeldes que combaten al régimen de Bashar al Assad. El sitio web de un canal estatal iraní de noticias destaca las declaraciones del excoronel Abdul Salam Humaidi, uno de los comandantes de los grupos armados irregulares, en las que asegura ser uno de los encargados de distribuir los salarios a los integrantes del autodenominado Ejercito Libre Sirio (ELS). 
 el líder rebelde precisa que los desertores de las fuerzas armadas oficiales reciben un pago mensual de 150 dólares. Por otra parte, la agencia AFP destacó que aunque el pago actual es de 150 dólares, esta cifra podría cambiar en el futuro, otorgándose salarios diferentes a los combatientes que sirvan al ELS en la primeras filas de guerra. El analista Alfredo Embid opina que los rebeldes sirios seguirán recibiendo apoyo hasta que empiece una guerra abierta en ese país árabe. “Esto no es ninguna novedad, y el que haya salido ahora no quiere decir que suceda ahora.  tiene sucediendo desde el principio y hay pruebas de ello". Según Embid, esta situación se mantendrá por lo menos "hasta que empiece la guerra abierta, que esperamos todos que no empiece, aunque por ahora esa es la estrategia: no declarar una guerra pero, soterradamente, sí promocionar una guerra encargada y financiar a elementos mercenarios". Lavrov: jugar con los terroristas se puede "devolver como un boomerang" Jugar con las fuerzas que se asocian con los grupos terroristas en Siria, se puede "devolver como un boomerang", expresó el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov. Según el ministro, "el actual presidente sirio Bashar al-Assad hoy es el garante de la seguridad de las minorías en este país". "Sin embargo, Rusia no se niega a los contactos con la oposición siria que sigue estando fragmentada," añadió.  expresó además que "los diplomáticos rusos tienen la impresión de que para alguien es beneficioso que la situación en Siria no mejore". "El principio básico que debe guiar a la comunidad internacional y los principales actores geopolíticos es el principio de"no agresión" dijo Lavrov. Entretanto, Rusia volvió a reiterar este lunes que la crisis en el país árabe debe solucionarse sin injerencia externa. Además, Moscú apoya la iniciativa del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, que llamó a las dos partes del conflicto a realizar un alto el fuego durante la fiesta musulmana del Sacrificio. Lavrov, también afirmó que este sería un paso significativo para lograr un armisticio a largo plazo y para iniciar un proceso político que garantice la renovación democrática de Siria.
Siria: Una veintena de personas muere acuchillada la víspera del armisticio Siria responsabiliza a los países que arman a los rebeledes de estos delitos sangrientos 
Siria: Una veintena de personas muere acuchillada la víspera del armisticio    Al menos una veintena de personas murió acuchillada en la localidad siria de Duma, en la periferia de Damasco, en una nueva masacre que precede al armisticio decretado para la fiesta musulmana del Sacrificio. 
Habitantes de la zona informaron que las víctimas fueron asesinadas en sus casas a primera hora de la mañana en un área cercana a la mezquita de Hawa, en esa ciudad. La agencia oficial de noticias siria, Sana, indicó que "un grupo terrorista perpetró una horrible masacre en Duma, a 12 kilómetros de la capital, que acabó con la vida de 25 personas" entre ellas tres niños y una mujer, aunque según testigos la cifra de víctimas podría elevarse hasta las cuarenta. En Tadamun, barrio en el sur de Damasco, la explosión de una bomba dejó víctimas mortales y daños materiales, aunque hasta el momento se desconocen cifras exactas. Ante estos delitos sangrientos, el Ministerio de Información de Siria ha responsabilizado “a los países que financian, ocultan, entrenan y arman a los rebeldes por la prolongación del terror en ese país. El Gobierno sirio ha aceptado decretar un alto el fuego temporal on motivo de la Fiesta musulmana del Sacrificio 'Aid al Adha', decisión que hará pública a través de un comunicado hoy o mañana, anunció el mediador internacional para Siria, Lajdar Brahimi. Sin embargo, el Ministerio sirio de asuntos exteriores asegura que aún no ha sido tomada una decisión final sobre la observancia de un alto el fuego durante los cuatro días de fiesta religiosa. “El ejercito está examinando la posibilidad de interrumpir las operaciones militares durante Aid al Adha y la decisión final se tomará mañana”, reza un comunicado del ministerio.
Insurgentes sirios desarrollan armas artesanales El mortero PlayStation´, entre las curiosidades de su arsenal

Insurgentes sirios desarrollan armas artesanales Los insurgentes sirios han comenzado su propia fabricación de armas para hacer frente a la artillería, tanques y aviones de las fuerzas gubernamentales. Los grupos de oposición, que luchan contra el régimen de Bashar al Assad, han llamado reiteradamente a Occidente para que satisfaga su demanda de munición, morteros y sistemas antiaéreos. En uno de los pueblos de la provincia de Alepo, el fabricante de armas Abu al-Fadhel mostró su arsenal ´hecho a mano´ a un corresponsal del periódico libanés 'The Daily Star': granadas, un portátil lanzacohetes y varios cohetes con un alcance de varios kilómetros. El hombre, que cubría su cara, contó que servía como experto en explosivos en el Ejército sirio en los años 70 y que trabajó individualmente en su primer cohete, pero que con la ayuda de asistentes su trabajo ha llegado a ser más eficaz. Actualmente “podemos fabricar cientos por día”, dijo. “Tenemos una línea continua de producción”, agregó. El insurgente relató que todos los materiales para las armas los puede obtener localmente y que las envían a varios lugares de la provincia de Alepo, el principal campo de batalla, y a Idlib, en el noroeste. Según el diario, tales armas ya se utilizan en Alepo, aunque a veces se descubren defectos. Otro de los curiosos dispositivos bélicos encontrados en las filas de los insurgentes fue un mortero activado mediante un controlador de PlayStation, sistema alimentado por una batería automovilística.
 Pese a las llamadas de la oposición, a la que apoyan, los países occidentales no se han atrevido a proporcionar directamente armas letales a los insurgentes. Sin embargo, sus aliados en Oriente Medio -Arabia Saudita y Qatar- sí lo hacen. El conflicto dura ya 18 meses y ha dejado -según cifras de la ONU- unos 30.000 muertos. Según el régimen de Bashar al Assad, no se trata de un conflicto interno, ya que la oposición recibe apoyo desde afuera, siendo muchos de los insurgentes ciudadanos extranjeros.

viernes, 19 de octubre de 2012

Irán no es Irak




El 20 de marzo de 2003, tras un ultimátum de 24 horas que George W Bush escupió a Saddam Husein y a las Naciones Unidas por igual, se inició la batalla más cruel y sanguinaria de la nueva guerra mundial. 
 sta tercera guerra que empezó con la caída de la Unión Soviética no se encubre detrás de ideologías y bloques antagónicos: es la rapiña que las multinacionales y las élites financieras lanzan día a día disputándose cualquier posibilidad de riqueza, cualquier fuente de acumulación. Con la operación de “shock y pavor” los aviones de combate estadounidenses y los portaviones apostados en el golfo pérsico dejaron caer sobre una nación arruinada por más de una década de bloqueo, toneladas y más toneladas de explosivos. La televisión transmitió en vivo la feria del horror que la aviación norteamericana desató sobre Bagdad, Basora, Fallujah y otros enclaves de Mesopotamia, mientras las imágenes de los incendios alumbraban el cielo misterioso de oriente captado por las cámaras occidentales desde hoteles y edificios. Esas bombas, que arrasaron con una nación digna, a la que ni siquiera el terrible acoso político, diplomático y militar de los años 90 había podido doblegar, tampoco cambiaron nada de importancia, más que acabar con la vida de 600.000 iraquíes y conseguir unos cuantos contratos petroleros.
Después de casi una década, la influencia norteamericana en Irak es tan mediocre que los analistas serios reconocen ésta como una guerra perdida. Antes que se repitan escenas como aquellas de los helicópteros huyendo de la embajada gringa en Vietnam bajo los tiros en los 70, Estados Unidos se propone tapar sus dos vergüenzas orientales, Irak y Afganistán, con acuerdos que nadie va a cumplir, actos protocolarios que declaran “terminada” la guerra y retiradas nostálgicas de tropas que vuelven a casa tras consumar el glorioso deber de matar niños inocentes. Muchos volvieron a casa abrigados en plástico negro. Otros no volvieron.



Más trágica fue la suerte del país de los dos ríos, arrasado y devastado, apuñalado de muerte. Cuando el señor de la ignominia, George Bush, anunciaba la liberación de Irak con alaridos de fósforo blanco y misiles Tomahawk, daba vida a las palabras del poeta, que alzaba con su voz la de todos los iraquíes y muchos de nosotros en el mundo: No a liberar a Irak de mí o a mí de él. Yo soy Irak.

La siguiente batalla será, cabe suponerse, Irán. Un país bien distinto a los demás en Oriente Próximo tanto por su historia como por su composición social y económica. Washington sufre una crisis de indefinición a la hora de asumir lo que debe hacer con Irán. Es un atolladero demasiado peligroso para actuar a la ligera.

El caso Iraquí fue más “fácil” y mejor planificado. Una década de bloqueos económicos y bombardeos semanales debilitaron al régimen de Husein, minando su estabilidad. Se estima que un millón de iraquíes murieron a causa de las sanciones. Enteramente dependiente del crudo, con una economía destruida y su población empobrecida, Irak apenas si pudo suponer una oposición de gran envergadura a la invasión; de allí, que las numerosas bajas norteamericanas en suelo iraquí se deban principalmente a la acción de una resistencia fragmentada aunque masiva, asimétrica aunque feroz, decidida e implacable con el ocupante. Y también a que su peor derrota sea política: aun contando EE.UU. con la supremacía del control militar, la gran mayoría del país árabe incluyendo a sus políticos no está dispuesta a respaldar sus planes.
 
Irán no es Irak. Peca de reduccionismo quien piense que caerá rendida con unos pocos meses de bombardeos. Se trata de una nación con un pasado glorioso de varios milenios de civilización, cuna de uno de los imperios más importantes de la Antigüedad: Persia. El nacionalismo iraní es harto conocido; algunos expertos afirman que la intervención extranjera lo único que lograría es el fortalecimiento del régimen al que las masas apoyarán decididamente. Igualmente, Irán cuenta con una población relativamente elevada (aproximadamente 80 millones) y posee la mano de obra más grande del Medio Oriente. No se parece a su vecino afgano que no ha salido de la Edad Media ni a la recién devastada Libia que tiene doce veces menos habitantes. Si los planes norteamericanos no cuajaron en territorio iraquí a pesar de la violenta imposición militar, es una quimera creer que podrán hacerlo en un país en todos los sentidos mucho más fuerte que su vecino. Para que nos hagamos una idea, a Irán se le define a menudo como una “potencia regional”, término opuesto a cualquier calificativo para el régimen de Saddam Husein hace una década.

Militarmente no es plausible que la única respuesta que Irán ofrezca sea una simple serie de carros bomba y francotiradores: sus misiles pueden impactar fácilmente suelo israelí y su ejército no es precisamente una réplica de los desordenados hombres al mando del Coronel Gadafi o de las precarias fuerzas de Saddam en 2003. Irán está en capacidad de cobrar muy alto una invasión o ataque de las tropas norteamericanas. A una confrontación inicial que no será sencilla para el invasor, le seguirá una resistencia exacta a la de todas sus otras campañas: esperar que el país, literalmente, arda en llamas bajo sus pies.



Además, entre las armas iraníes se encuentra una muy poderosa, y no es nuclear. Es la presión económica.

Irán amenaza con bloquear la navegación por el estrecho de Ormuz, que no es otra cosa que la salida del golfo pérsico al océano. Con las amenazas de bloquear el estrecho de Ormuz y los oleoductos Saudíes que lo circundan estamos hablando de la posibilidad de interrumpir, según los cálculos más optimistas, el flujo de entre el 20% y 30% del petróleo del mundo de un día para otro. La reacción obvia de la economía mundial ante un suceso tal es comparable a la de un corazón que para de latir. Colapso total.

Aunque un bloqueo de Ormuz impediría a Irán vender su propio petróleo y sería en primer término bastante contraproducente para Teherán, no es del todo descartable como medida extrema buscando frenar la furia demente de las potencias occidentales. Y esos locos del pentágono, esos maniáticos trastornados que se reúnen en la Casa Blanca o en el casino de Wall Street son capaces de ponerse a jugar con candela ahora que están sentados encima de un polvorín.

Si el 30% del crudo mundial no sale al mercado el cataclismo económico será desastroso. Con el aumento astronómico de los combustibles –¿150? ¿200? ¿250 Dólares por barril? ¿Quién da más?– se trastocará inmediatamente el estilo de vida de nuestras sociedades altamente dependientes de la gasolina: suben los costos de los fletes, de los transportes, de los alimentos, de los fertilizantes… La reacción tangencial podría ser la aceleración de revueltas y protestas en el primer mundo o en el propio corazón de los EE. UU. tras la carestía y escasez. Irán respondió ya a las hostilidades en su contra con un contrabloqueo de sus exportaciones de petróleo a Europa, lo que será particularmente nocivo para países dependientes del crudo Iraní como Grecia y España, afectados ya por la recesión.



Por otro lado, meterse nuevamente en una guerra sin regreso en Oriente Medio significaría el desgaste definitivo del aparato de guerra norteamericano, cada vez más inútil para doblegar los pueblos que se resisten a colaborar con el imperio, como anuncian los fracasos iraquí y afgano. El costo de una intervención militar es altísimo, máxime en países que están literalmente al otro lado del globo, donde el flujo de suministros, tropas y equipos se hace complejo. La hostilidad hacia Estados Unidos es en exceso manifiesta en la región, pudiendo desembocar en posturas confusas como la actitud de los militares pakistaníes que colaboran por encima pero boicotean por debajo. O en otras menos confusas como la hostilidad abierta de las masas palestinas, egipcias, libaneses, sirias, afganas, yemeníes… Arriba de todo este ajedrez geopolítico, los dos oponentes de EE. UU. aprovechan para pescar en río revuelto: Rusia y China, aliados incondicionales de Irán, quienes no son justamente países débiles. La agresión a Irán desencadenará necesariamente una confrontación de repercusiones globales en la que no están exentas naciones como Brasil o Venezuela, socios latinoamericanos del país persa. Nadie imagina cuánto más podrán aguantar los pueblos de Oriente sometidos a tantas humillaciones continuas. Nadie sabe cuánto más pueda agobiar la crisis económica si comienzan a trepar los precios del crudo. Nadie conoce al león dormido que hay en las entrañas de los montes Zagros.

Debido a todo lo anterior explicamos la crisis de identidad de los norteamericanos como un temor justificado a la derrota. ¿A qué carajos juega el ejecutivo yanqui? ¿Actúa igual que un niño encaprichado con sus juguetes? Sembrando incertidumbre, León Panetta sale un día exaltado a fundir plomo sobre los ayatolas y al siguiente persuade a Israel de no cometer insensateces antes del otoño o la primavera, subrayando que la intervención militar “no está en la agenda”. El juego de Washington es tan tenebroso como delirante, es un juego de insensatos adictos al petróleo, a los oleoductos, al poder, al crimen.

Washington sin embargo, parece decidirse por una guerra fría contra Irán calcada de la que aplicó al régimen de Saddam en su tiempo, la cual no obstante, cada día está más tibia: asesinatos selectivos dentro de suelo iraní, bloqueo económico, guerra de drones y aviones espías, intromisión de milicias adeptas a la CIA. Y una ofensiva diplomática brutal que tiene entre sus haberes la desestabilización de Siria, aliada de Irán. La carretera a Teherán, dicen los republicanos, pasa por Damasco.



¿Cuándo dará el imperio el paso decisivo? ¿O será llevado –arrastrado– de la mano por un Israel peligrosamente más rabioso y fanático? Nadie lo sabe en esta niebla de incertidumbre, pero nadie duda tampoco que hace años camina en un sentido bien claro. Mientras, se repiten como en un guión escenas similares a las del 2003, en las cuales las pantallas nos marean una y otra vez con imágenes de un régimen maligno que debe desaparecer de la faz de la tierra. Mientras también, 80 millones de iraníes que cargan con la desgracia de estar parados encima de una de las reservas de petróleo más grandes del planeta, tratan de seguir su vida normal sin mirar demasiado a sus vecinos, donde la guerra convirtió lo que antes eran dos naciones en una larga sucesión de cementerios, centros de tortura y campos de refugiados. Los iraníes cocinan su pan grande y delgado, beben su té, seguros que nada hay cierto en la vida. Las pantallas no hablarán de ellos. ¿Asistiremos nuevamente a un crimen demencial contra la humanidad a nombre de la libertad duradera, la justicia infinita y la democracia del uranio empobrecido? ¿Tendremos que seguir soportando un orden que decide el dolor de millones de personas por conveniencia de un índice financiero? Me queda una inexplicable certeza: Irán no será Irak. Los Estados Unidos apenas despiertan de un sueño dentro de otro sueño, para seguir soñando con ser los amos del globo mientras se abaten ebrios de sangre a la que, con toda seguridad, será su peor pesadilla.