domingo, 26 de enero de 2014

Hiroshima.. terrorismo de Estado

El problema ético en torno al lanzamiento de las dos bombas atómicas sobre Japón aún sigue en debate y al acercarse el 70 aniversario de la masacre impiadosa e innecesaria aún se discute si podía haberse ahorrado a la humanidad aquella sangría horrorosa. El código del Bushido, que impartía una fanática creencia en el honor y la ignominia de la derrota, en la fervorosa defensa del territorio patrio, les infundía energías excepcionales para continuar combatiendo,  su negativa a la rendición, les caracterizaba como guerreros combativos y eficientes.  El verdadero móvil del acto terrorista fue establecer la supremacía militar de Estados Unidos en el período de tensiones con la Unión Soviética y el campo socialista que todos sabían sobrevendría tras el término de la guerra. El presidente Harry Truman quedará como uno de los grandes criminales de la historia por aquella masacre innecesaria. 
La razón principal aducida es que Truman se enfrentaba a la pérdida de un millón de soldados en una invasión directa a Japón. El Estado Mayor en el Pentágono estaba muy impresionado por la pérdida de cuarenta mil de sus soldados en el asalto contra la isla de Okinawa. La obstinada resistencia de los nipones, su fiera actitud combativa, su negativa a la rendición, les caracterizaba como guerreros combativos y eficientes.
Cuando la mentira sistemática priva para justificar guerras como la de Irak, cobra inusitado relieve político, no menos que histórico, que demuestra documentalmente que esos ataques no fueron causados por necesidades militares sino por motivaciones políticas que tenían más que ver con la intención de impactar el medio ambiente posbélico que acabar con la guerra. En los hechos el brutal mensaje de Truman fue: tenemos el monopolio de este tipo de armas de destrucción masiva, y no nos tiembla la mano para usarlo contra la población civil.
 Es una carta dirigida al resto de la humanidad, no sólo a Stalin. Por medio de Hiroshima y Nagasaki, Truman globalizó Auswitch y, como lo he señalado en otra oportunidad, proyectó hacia el futuro la práctica del terror de Estado, del genocidio, de los crímenes de guerra, del exterminio sistemático de la población, y de las operaciones clandestinas como instrumentos de política exterior. A 70 años del ataque atómico contra Hiroshima y Nagasaki, en agosto de 1945, todavía muchos aceptan la justificación esgrimida por el gobierno de Harry S. Truman y sus sucesores de que así se acortó la guerra y, en la interpretación oficial, popularizada por Hollywood, cientos de miles de soldados de Estados Unidos habrían salvado la vida. Es lo que se enseña en muchas escuelas y se difunde por la televisión, especialmente en History Channel, ese intento por apropiarse del pasado y, en una suerte de ejercicio orwelliano, digerirlo para expulsarlo al mundo con habitual falta de objetividad e interpretaciones sesgadas precisamente para consumo de aquellos pueblos que han sido impactados por dichos sucesos. Hiroshima es uno de ellos, demasiado importante para dejarlo en manos de los mercaderes. Su significación y actualidad es un hecho. Según una encuesta realizada en 2003 entre periodistas y otros formadores de opinión, la abrumadora mayoría identificó esos ataques con armas atómicas como el suceso más importante registrado durante el siglo XX. Frente a la actual y sostenida carrera armamentista, este es un leve reflejo del profundo impacto humano, histórico y estratégico de Hiroshima y Nagasaki.William D. Leahy, almirante de la marina estadunidense y jefe del Estado Mayor de Truman, dejó constancia documental de que "el uso de este armamento bárbaro en Hiroshima y Nagasaki no ayudó materialmente en nuestra campaña militar contra Japón... Al ser los primeros en usar esa arma, adoptamos los niveles éticos prevalecientes entre los bárbaros de las eras oscuras. A mí no se me enseñó a hacer la guerra de esta manera. Las guerras no pueden ganarse destruyendo mujeres y niños". Los generales MacArthur y Eisenhower en ningún momento pensaron que fuera necesario usar la bomba atómica contra la población civil. Eisenhower escribió: "... expresé a Stimson (el secretario de Guerra) mis graves dudas, primero en la base de mi convicción de que Japón ya estaba derrotado y que lanzar la bomba era un acto totalmente innecesario, y segundo porque sabía que nuestro país debía evitar ofender a la opinión mundial usando un armamento innecesario para salvar vidas estadunidenses". Alperowitz nos recuerda la sorpresa de Norman Cousins, al enterarse, en el curso de una entrevista con MacArthur realizada después de la guerra, que ni siquiera fue consultado, expresando, además que no existió justificación militar alguna para lanzar la bomba. Hiroshima es un acontecimiento mayor en la historia de 500 años de la modernidad. Como advirtió Günther Anders, vivimos en la era en la que "en cualquier momento disponemos del poder para transformar cualquier lugar de nuestro planeta, aun nuestro planeta mismo, en una Hiroshima". La reflexión seria sobre Hiroshima permite apreciar, en toda su magnitud ética una bofetada a las víctimas de Hiroshima.

Declaran Faluya zona arrasada

Bombardeos indiscriminados realizados con fuego de mortero, artillería pesada y carros de combate que han dañado cientos de casas, numerosas mezquitas, hospitales y edificios gubernamentales.

El Consejo provincial de Anbar ha declarado este sábado la ciudad iraquí de Faluya, controlada por el Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS) y las tribus locales afines aliadas, como zona de desastre debido a los "bombardeos indiscriminados" y las más de 250.000 personas desplazadas, según ha confirmado su director, Saabah Karhot.

Este órgano institucional ha responsabilizado al Ministerio de Defensa de Irak de la deriva violenta que ha adoptado la situación en Faluya. Cientos de personas han muerto y han resultado heridas a causa del bombardeo indiscriminado, ha añadido Karhot, en declaraciones a la agencia estatal de noticias iraquí, NINA.

Por ello, ha urgido al Gobierno iraquí a que detenga los bombardeos y confiera un mayor rol a los líderes tribales locales para poner fin a la crisis a raíz del "deterioro de la situación humanitaria hasta un grado peligroso".

Karhot ha incidido en sus críticas contra los bombardeos indiscriminados realizados con fuego de mortero, artillería pesada y carros de combate que han dañado cientos de casas, numerosas mezquitas, hospitales y edificios gubernamentales.

El primer ministro de Irak, el chií Al Maliki, se ha negado a mantener conversaciones con "terroristas" y ha criticado que aquellos que le piden que se siente a negociar con ellos "no pueden ser considerados socios en el proceso político". Alrededor del 85 por ciento de la población de Faluya ha huido de la ciudad, según la Media Luna Roja iraquí.

La presión internacional, que ve con preocupación la irrupción de ISIL, vinculado a Al Qaeda, en Irak --sumido en una profunda crisis política-- y la de los otros partidos políticos iraquíes ha propiciado que algunos sectores sociales hayan pedido al Gobierno que negocie con los combatientes.

La inseguridad que reina en Faluya, ante el vacío de seguridad generado por la pasividad de la Policía local y la prohibición impuesta por las tribus leales a que el Ejército entre en la ciudad, ha provocado una masiva oleada de desplazados a otras regiones vecinas.

El ISIL, un grupo que también está activo en el conflicto sirio, se hizo con el control de Faluya con apoyo de otros grupos suníes el pasado 1 de enero. Asimismo, logró hacerse con el control de Ramadi, pero las fuerzas gubernamentales consiguieron recuperar la ciudad.

Estados Unidos e Irán han ofrecido su colaboración al Gobierno del primer ministro chií, Nuri al Maliki, para afrontar la ofensiva del ISIL y las tribus locales, cuyo respaldo se divide entre la milicia islamista y el Ejército.
Los ciudadanos de Faluya que han decidido marcharse, según ha dicho Al Dulaimi a la agencia estatal de noticias iraquí, NINA, lo han hecho a otras localidades de la provincia de Anbar, cuya capital, Ramadi, también está siendo escenario de combates, a las regiones del Kurdistán y a otros países árabes.

La Media Luna Roja no puede garantizar la normalidad de las vidas de los ciudadanos de Faluya que se resisten a marchar pese los continuados esfuerzos por llegar a ellos, ha explicado Al Dulaimi.

Por ello, ha urgido a las organizaciones caritativas y humanitarias a que "intensifiquen" sus esfuerzos junto con la Media Luna Roja para suministrar ayuda a la población atrapada, especialmente material médico, agua y refugio.

Al menos 65.000 personas han huido de las ciudades de Faluya y Ramadi, al oeste de Bagdad, huyendo de la violencia, según ha indicado este viernes el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), que ha precisado que desde principios de año hay más de 140.000 desplazados en la provincia de Anbar. 
 ¿Quieren que negociemos con los terroristas y los insurgentes locales?", ha interpelado el primer ministro iraquí, en respuesta a estas peticiones, para después reafirmar que la lucha contra el terrorismo es la principal de sus prioridades.

La inseguridad que reina en Faluya, ante el vacío de seguridad generado por la pasividad de la Policía local y la prohibición impuesta por las tribus leales a que el Ejército entre en la ciudad, ha provocado una masiva oleada de desplazados a otras regiones vecinas.

El ISIL, un grupo que también está activo en el conflicto sirio, se hizo con el control de Faluya con apoyo de otros grupos suníes el pasado 1 de enero. Asimismo, logró hacerse con el control de Ramadi, pero las fuerzas gubernamentales consiguieron recuperar la ciudad.

Estados Unidos e Irán han ofrecido su colaboración al Gobierno del primer ministro chií, Nuri al Maliki, para afontar la ofensiva del ISIL y las tribus locales, cuyo respaldo se divide entre la milicia islamista y el Ejército.

sábado, 18 de enero de 2014

La aldea de Qibya

De entrada este criminal quedara fuera de los obituarios convencionales, solo lo recordaran las sabandijas colaboracionistas, vamos hacer un breve repaso a una de sus sangrientas y valientes hazañas contra mujeres y niños y que nadie recuerda...la aldea de Qibya."Animo a mis soldados a violar a las niñas árabes, ya que la mujer palestina es un esclavo de los Judios, y hacemos lo que queramos con ella y nadie nos dice lo que debemos hacer"

En la noche del 14 de octubre de 1953, la unidad de las FDI asaltaron el pueblo de Qibya, en Cisjordania controlada entonces por Jordania, matando a 69 palestinos con morteros, granadas y armas pequeñas. La mayoría de las víctimas eran civiles, dos tercios de ellos mujeres y niños. Cincuenta casas fueron demolidas por los comandos israelíes, con sus ocupantes todavía dentro.

Sharon tarde escribió en su diario que había recibido órdenes de infligir graves daños a las fuerzas árabes en el pueblo: "Las órdenes eran absolutamente claro:. Qibya iba a ser un ejemplo para todo el mundo"

Como observadores de la ONU sobre el terreno documentadas: "Los testigos [en] Qibya eran uniformes en la descripción de su experiencia como una noche de horror, en la que los soldados israelíes se movían en su aldea, la voladura de edificios, disparando contra puertas y ventanas con armas automáticas y lanzando granadas de mano ".

Los defensores del primer ministro a finales argumentan que Sharon no estaba al tanto de los civiles en el interior de estas casas. Según los observadores de la ONU, sin embargo, "los cuerpos acribillados cerca de las puertas y múltiples impactos de bala en las puertas de las casas demolidas indicaron que los habitantes se vieron obligados a permanecer en el interior hasta que sus casas fueron destruidas por encima de ellos." En 1953 la masacre de civiles palestinos impulsó a Sharon a su popularidad entre los israelíes, y se convirtió en ministro de Defensa del Estado judío en 1982. En el mismo año se planeó la invasión del Líbano, en el que se las arregló para libaneses aliados cristianos a entrar en dos campos de refugiados palestinos de Sabra y Chatila - sacrificio - un estimado de 3.000 civiles, entre ellos mujeres y niños.

Los intentos de llevar a Sharon a juicio por crímenes de guerra ante un tribunal internacional falló, y las masacres de Sabra y Chatila tenido ningún efecto real sobre la carrera política de Sharon. Luego pasó a dirigir el partido extremista Likud en 1984 y convertirse en ministro de la vivienda y la construcción. En este último rol, supervisó la construcción de más de 144.000 unidades de vivienda para colonos judíos en Gaza y en la ocupada Cisjordania, todos ilegales en virtud del derecho interntional.
La deferencia y respeto

La mayoría de los medios de prensa estadounidenses y británicos tratan de la muerte de Ariel Sharon con deferencia y respeto, con poca o ninguna mención de un pasado manchado de sangre. The London Times, por ejemplo, mencionó las masacres de Sabra y Chatila en el párrafo 17 de su historia, sin dar más detalles.

Fox News no menciona en absoluto. Tampoco lo hizo la agencia Reuters, que habló de " el ex ministro general y primer israelí pionera. "
La Franja de Ploy

La decisión de Sharon de retirarse de Gaza ocupada se cita a menudo como prueba de la voluntad de paz por parte del ex primer ministro israelí. Pero un disidente judío tuvo una visión diferente de la mudanza. Ella lo describió como una táctica maquiavélica para frustrar la posibilidad de paz con los palestinos:
"La retirada de Gaza fue un acto unilateral destinada a congelar a los dirigentes palestinos y poner el propio proceso de paz en el hielo, por lo que Israel podría profundizar su control sobre Cisjordania."

Un observador sugirió que la entrevista que Amoz Oz cabo con Sharon, e impreso en el periódico hebreo israelíDavar el 17 de diciembre de 1982, se convertirá en una parte importante en la evaluación de este líder mundial.He aquí algunas citas de la entrevista que citó:
Citas Memorables

"Si tus padres agradables, civilizados, en lugar de escribir libros acerca de su amor por la humanidad en lugar habían llegado a Israel y mató a seis millones de árabes, ¿qué habría pasado? Sin duda, dos o tres páginas desagradables habrían sido escritas en los libros de historia, y nos habrían llamado todo tipo de nombres, pero nosotros estaríamos aquí hoy como un pueblo de 25 millones! Lo que no parece entender es que el trabajo sucio del sionismo no está terminado aún, ni mucho menos ".

"Yo no conozco a esta cosa llamada 'los principios internacionales.' Me comprometo que voy a quemar todos los niños palestinos que nacerá en esta área. La mujer palestina y su hijo son más peligrosos que el hombre, debido a la existencia del niño palestino infiere que las generaciones se van, pero el hombre provoca peligro limitado. Juro que si yo era un civil israelí y conocí a un palestino, yo le quemo y me hacerlo sufrir antes de matarlo ".

"Dime, ¿Por qué los hombres malvados de este mundo tienen un mal momento? Cazan y captura lo que les da de comer. No sufren de indigestión y no son castigados por el Cielo. Quiero Israel a unirse a ese club. Tal vez el mundo entonces, por fin empiezan a tenernos miedo en lugar de sentir lástima. Tal vez van a empezar a temblar, a temer nuestra demencia en vez de admirar nuestra nobleza. Deje que los haga temblar, deja que nosotros un estado loco llaman. Vamos a entender que somos un país salvaje, peligroso para nuestro entorno, no normales, para que podamos ir salvaje, para que podamos empezar la Tercera Guerra Mundial así como así, o que algún día podría volverse loco y grabar todos los campos de petróleo en el Medio Oriente.Personalmente, yo no quiero ser mejor que Harry Truman quien apagó la mitad de un millón de japoneses con dos bombas finas ".

"Animo a mis soldados a violar a las niñas árabes, ya que la mujer palestina es un esclavo de los Judios, y hacemos lo que queramos con ella y nadie nos dice lo que debemos hacer, pero le decimos a los demás lo que han de hacer."

viernes, 17 de enero de 2014

Doku Umarov ..cazado y muerto ??



El líder checheno, Ramzan Kadirov, ha asegurado que el líder guerrillero Doku Umarov, el miliciano más buscado de Rusia, habría fallecido, si bien ha indicado que las autoridades aún no han localizado el cuerpo, aunque sus aseveraciones han sido puestas en duda por las fuerzas de seguridad rusas, que consideran que el señor de la guerra sigue vivo.

"Estamos seguros al 99 por ciento de que Umarov fue liquidado durante una operación policial. Hay pruebas de que no sigue entre los vivos", ha dicho en una grabación publicada en Internet, según ha recogido la agencia rusa de noticias Interfax.

Kadirov ha indicado que sus palabras se basan en la interceptación de varias llamadas telefónicas presuntamente mantenidas entre dos líderes insurgentes en las que hablaban sobre la búsqueda de un sucesor a Umarov debido a su fallecimiento, si bien no ha aportado pruebas sobre dichas conversaciones.

Sin embargo, la propia agencia Interfax ha citado posteriormente a una fuente de los servicios de seguridad que ha subrayado que la muerte de Umarov "no puede ser confirmada". "No tenemos ninguna información en ese sentido", ha remachado.


Umarov ha asumido la responsabilidad de los principales ataques terroristas de los últimos años en Rusia, entre los que se incluye el atentado perpetrado en enero de 2011 en el aeropuerto de Domodedovo, que dejó 37 fallecidos, y los dos atentados suicidas simultáneos cometidos en 2010 en el metro de Moscú, en los que fallecieron 40 personas.

La república chechena de Ichkeria proclamó su independencia de forma unilateral en 1991, si bien su movimiento no fue reconocido salvo por el entonces Gobierno talibán presente en Afganistán y el expresidente georgiano Zviad Gamsakhurdia.

Sin embargo, el propio Umarov anunció en octubre de 2007 la abolición de la república para transformarla en el Emirato del Cáucaso, lo que provocó un conflicto con el otro líder autoproclamado del territorio Ajmed Zakáyev.

La insurgencia islamista, confinada en la república de Chechenia, se ha expandido en los últimos años por la región del Cáucaso norte. De forma regular se cometen ataques contra las fuerzas de seguridad, la Policía y los civiles de las repúblicas de Daguestán, de Ingushetia y de Kabardino-Balkaria.

El Gobierno ruso ha incrementado el despliegue de las fuerzas de seguridad en la zona y el número de operaciones antiterroristas de cara a la celebración en febrero de los Juegos Olímpicos de Invierno en la localidad de Sochi, ubicada a orillas del mar Muerto.

miércoles, 8 de enero de 2014

EE.UU. y sus aliados han destruido Irak

 La guerra de Irak ha costado cientos de miles de vidas, ha dejado el país árabe en ruinas y ha truncado el destino de muchas personas. La culpa de esta tragedia no solo la tiene el efecto directo de los combates. Ahora es la violencia sectaria lo que ahoga al país en ríos de sangre. Para Irak, 2013 ha sido el año más mortífero desde 2008, y el creciente número de víctimas podría ser un presagio de lo que vendrá.

Irak sigue sufriendo la invasión de EE.UU. porque el aparato de opresión de Estado y el terror continúan matando gente, aunque pocos parecen darse cuenta de la magnitud de crímenes de guerra cometidos, opina el autor expertos Nicolas J.S. Davies.
En una entrevista exclusiva con RT, Nicolas J.S. Davies —autor del libro 'Sangre en nuestras manos: la invasión estadounidense y la destrucción de Irak'— dijo que el mundo debe aprender lecciones de la invasión de Estados Unidos, sobre todo en lo que se refiere al respeto del derecho internacional y a la inutilidad del uso de la fuerza militar.


Los objetivos cuestionables de Estados Unidos en Irak
A la pregunta de si EE.UU. ha logrado alguno de los objetivos que tenía antes de la invasión en 2003, Nicolas J.S. Davies afirma que eso depende de cómo definamos estas metas. "Si la intención era invadir un país extranjero y destruir su Gobierno y su sociedad, entonces sí lo hizo", opina, para agregar a renglón seguido que "si hablamos de la promesa de las autoridades estadounidenses de reemplazar aquel régimen y dar algo mejor a la sociedad, entonces, evidentemente, no, no lo hicieron".


El autor cuenta que un amigo estuvo en Irak hace unos meses y que encontró a muy poca gente que dijera que su vida es mejor ahora que bajo el régimen de Saddam Hussein. "Y eso no significa que quiera decir algo bueno sobre Saddam Hussein: eso significa que Estados Unidos y sus aliados han destruido Irak", explica.

A juicio del escritor, la invasión no fue simplemente "una especie de error", sino "un delito grave, un delito de agresión conforme a la Carta de la ONU, como reconoció [el entonces Secretario General] Kofi Annan".


EE.UU. ha violado la Carta de la ONU en los últimos 12 años
Nicolas J.S. Davies sostiene que la renuncia a la agresión y a la guerra es algo expresado en la Carta de las Naciones Unidas, frente a lo que hemos visto en todos los actos de agresión que EE.UU. de los últimos 10-12 años. "Ninguno de ellos ha conseguido reducir el terrorismo, establecer una mejor forma de gobierno, o hacer que todos se sientan seguros", opina.

A juicio del escritor el uso de la fuerza militar no puede lograr ningún objetivo constructivo, como afirman los líderes estadounidenses. "Desde la Segunda Guerra Mundial, todas las intervenciones militares de EE.UU. en todas partes del mundo han sido un completo desastre", subraya.

EE.UU. nunca respondió por crímenes de guerra
El escritor recuerda que EE.UU. nunca ha respondido por los crímenes de guerra cometidos y pone como ejemplo al presidente Nixon, que prometió 3.300 millones de dólares en reparaciones a Vietnam, pero que no pagó un solo centavo. Y lo mismo pasa con Irak, agrega.

"La administración Obama no sólo ha fracasado en hacer que los funcionarios de la anterior administración respondan por sus acciones, sino que además ha seguido cometiendo muchos de estos crímenes", destaca. Y añade: "La agresión es una agresión, bien si se trate de una invasión a gran escala o simplemente de usar aviones no tripulados para sobrevolar un país extranjero y hacer volar sus casas".


Los estadounidenses no conocen los horrores que padece Irak

Según Nicolas J.S. Davies, debido a que los medios estadounidenses nunca han cubierto la increíble tragedia humana en Irak en estos términos, muchos estadounidenses simplemente no son conscientes de lo que está pasando en realidad. "Podría ser una sorpresa para muchos", supone.

El escritor destaca que la ONG 'Iraq Body Count' (‘Registro de víctimas mortales en Irak’) siempre habla de 100.000 a 200.000 iraquíes muertos, pero —agrega— se trata de la notificación pasiva. "Estudios epidemiológicos reales en Irak dicen que en realidad se habla entre 400.000 y más de 1 millón de iraquíes muertos", subraya.

Les Roberts, que fue pionero en la epidemiología en las zonas de guerra en Ruanda y la República Democrática del Congo, participó también en uno de los estudios epidemiológicos en Irak —cuenta el escritor—, y encontró que en la cobertura de los hechos en Irak se emplea el mismo patrón de siempre, que es el informe pasivo de las muertes en una zona de guerra en general: reflejar entre el 5% y 20% de las muertes reales que revelan estudios más detallados.

Los muertos en Irak no merecen más que unos pocos segundos en las noticias, y las imágenes violentas procedentes del país son ya tristemente habituales. No hay ataúdes envueltos en banderas, pero las cámaras están rodando y el mundo está observando. En nuestro nuevo proyecto especial recordamos los momentos más violentos que ha vivido el pueblo iraquí en lo que va del año y les ofrecemos las macabras estadísticas de los muertos.

En abril de 2013, las tensiones sectarias latentes eclosionaron y el país experimentó el mes más mortífero en media década. En Irak son una excepción a la regla los días en los que no se hacen públicas cifras de personas mutiladas o muertas a causa de coches bomba que estallan cerca de escuelas, mezquitas o concurridos mercados. Cientos de ciudadanos siguen muriendo todos los meses en este tipo de ataques.

domingo, 5 de enero de 2014

kwanlisos..campos de re-educacion especial



No pasa el tiempo por la República Popular Democrática de Corea del Norte. Los titulares que atraviesan la frontera cuentan historias que saben a oscuro relato medieval, a gladiadores romanos o incluso a ficción.
Nuevas imágenes satelitales difundidas el jueves por Amnistía Internacional dan cuenta de la envergadura de los campos de prisioneros de Corea del Norte.

La organización desarrolló una exhaustiva evaluación de los predios conocidos comokwanliso que le permitió constatar su ampliación a lo largo de los años y las estrictas medidas de seguridad que existen allí.

Kwanliso 16, situado cerca de Hwaseong, tiene unos 560 km2, tres veces el tamaño de Washington DC, y es una de las zonas menos investigadas del enorme sistema de campos para presos políticos, informó Amnistía a través de un comunicado.

En las últimas imágenes, tomadas en mayo de 2013, se aprecia un ligero aumento de la población de kwanliso 16, donde son claramente visibles nuevos bloques de viviendas. Se puede ver la construcción de edificios y se da una idea de las posibles condiciones de vida de los detenidos.

La directora de investigaciones de AI para Asia del Este explicó a la BBC Mundo que las imágenes fueron tomadas a lo largo de un año y muestran el desarrollo continuo de la "infraestructura de represión" en los campos de prisioneros políticos.

"Se pueden ver en esas imágenes los cambios, con la construcción de nuevos edificios de administración, nuevas viviendas", expresó Roseann Rife.

En el documento presentado por Amnistía, titulado "North Korea: Continued Investment in the Infrastructure of Repression", se recogen además de los análisis de las imágenes, nuevos testimonios de personas que en muchos casos han pasado por kwanliso.

Un ex guardia de seguridad de unos de los campos de detención de presos políticos describió, de acuerdo con un comunicado difundido por Aminstía, que los detenidos son obligados a cavar su propia fosa y que las mujeres son violadas y desaparecidas.


El informe ha sido presentado en la Comisión de Investigación de la ONU que investiga los abusos contra los derechos humanos en Corea del Norte, y ha instado a las autoridades del país a que pongan en libertad a los presos de conciencia.

Las cifras hablan de cientos de miles de detenidos en esos campos, entre los que se incluyen menores de edad. Muchas de esas personas no han cometido delito alguno, sino que sólo son familiares de responsables de delitos políticos.

El comunicado difundido por AI recogió también el testimonio de Kim Young-soon, que estuvo detenida en el campo 15 entre 1980 y 1989 y fue testigo de la ejecución pública de dos detenidos que habían tratado de fugarse.

"Los subieron a un escenario, donde los golpearon brutalmente. Los ataron a unas estacas y les dispararon tres veces a la cabeza, el pecho y los pies", declaró.

Corea del Norte niega la existencia de estos campos de detención.
Kim Jong-Il ejerció por 17 años control de uno de los gobiernos más cerrados y represivos del mundo. Fue el responsable de la muerte de cientos de miles, y tal vez millones, de norcoreanos a través de una hambruna generalizada prevenible, horribles prisiones y campos de trabajos forzados, y ejecuciones públicas. Se prevé que el gobierno familiar de Kim, iniciado en 1948 por su padre, Kim Il-Sung, siga con el hijo de Kim Jong-Il, Kim Jong-Un.
"Kim Jong-Il será recordado como el hombre que supervisó una brutal opresión masiva y sistemática que incluyó una disposición para que su gente muriera de hambre", dijo Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch. "Cuando asuma el liderazgo, Kim Jong-Un debe romper con el pasado y poner los derechos humanos de los norcoreanos en primer plano, no en último".

El legado de Kim Jong-Il incluye la muerte de las decenas de miles de personas que han fallecido en los campos penitenciarios,conocidos como kwanlisos, para supuestos enemigos del Estado, donde hoy se estima que alrededor de 200,000 norcoreanos siguen trabajando y mueren en condiciones de inanición y abuso brutal. En este sistema, los pecados de un miembro de la familia condenan a toda una generación a prisión. Un flujo constante de ex prisioneros que escaparon de Corea del Norte ha relatado a Human Rights Watch y otras organizaciones que incluso los niños nacidos en los campamentos crecen heredando la condición prisioneros de sus padres.

Salir del país sin permiso oficial se considera un acto de traición, castigado con tortura y encarcelamiento, sin embargo, decenas de miles de personas han huido en las últimas dos décadas, y miles más continúan arriesgando sus vidas cada año para escapar.

"Corea del Norte bajo Kim Jong-Il ha sido un infierno de derechos humanos en la tierra", dijo Roth. "Kim Jong-Il gobernó a través del miedo generado por abusos sistemáticos y generalizados de los derechos, en particular ejecuciones arbitrarias, torturas, trabajos forzados y límites estrictos a la libertad de expresión y de asociación".

En su informe final al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas Consejo, Vitit Muntarbhorn, relator especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en la República Popular Democrática de Corea, debidamente describió la situación de los derechos humanos en Corea del Norte como "terrible y angustiosa" y como sui generis, o en su propia categoría. Crecientes llamados de los gobiernos y organizaciones de la sociedad civil han pedido el establecimiento de una comisión de la ONU de investigación con el fin examinar si se han cometido crímenes contra la humanidad en Corea del Norte.

"La comunidad internacional debe aprovechar este período de transición de poder en Corea del Norte para exigir que el nuevo líder inicie una nueva dirección para el país y cese la represión de sus ciudadanos", dijo Roth. "Presionar a Corea del Norte a cumplir con las demandas de derechos humanos que figuran en la última resolución de la Asamblea General sobre Corea del Norte, y permitir que el relator especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en Corea del Norte visite el país, sería un buen comienzo", afirmó.


La última atrocidad que ha llegado a Occidente a través de los medios oficialistas chinos, asegura que el tío del líder norcoreano, Kim Jong-un,murió a mordicos, devorado por una jauría de 120 perros hambrientos junto con sus cinco ayudantes.

La versión oficial solo explica que Jang Song Thaek murió el pasado 12 de diciembre, no hay detalles sobre el «cómo», pero el historial de atrocidades que acumula el hijo de Kim-Jong-il aporta verosimilitud a la historia.

Las ONG llevan años denunciando el trato vejatorio que reciben los presos en los campos de concentración norcoreanos. «Un hombre joven que está preso desde que nació es alimentado a base de roedores, lagartos y hierba y fue obligado a presenciar la ejecución pública de su madre y de su hermano», informaron fuentes de la Comisión de Investigación de la ONU para la protección de los derechos humanos a la agencia DPA hace apenas unos meses.

Los miembros de la comisión encabezada por el juez australiano ya retirado Michael Kirby no pudieron pisar suelo norcoreano, pero lograron reunirse con antiguos presos surcoreanos y japoneses del país comunista.

En esos encuentros recopilaron historias para no dormir. Desde una mujer que asegura que fue testigo de como forzaron a uno de los presos a ahogar a su bebé en una cubeta, hasta el del hombre que confiesa que le obligaron a quemar cientos de cadáveres muertos por desnutrición para luego deshacerse de las cenizas.

El representante en la ONU del régimen descartó de pleno el informe de la ONU, y lo tachaba de «invención de las fuerzas enemigas y los desertores», pero hay muchos más casos.
El prisionero Shin Dong-hyuk

En febrero del año pasado, este diario informaba sobre Shin Dong-hyuk, un hombre que pasó los primeros 23 años de su vida en el Campo 14. Ahora, con 30, relata las torturas a las que fue sometido en este lugar construido a imagen y semejanza de los «gulags» estalinistas.

El padre y el abuelo de Shin fueron enviados al campo después de que dos de sus tíos escaparan a Corea del Sur, por lo tanto Shin era «culpable por asociación» antes de haber nacido. Esta norma que castiga a tres generaciones consecutivas de una misma familia si uno de sus miembros comete una infracción.

En su crianza, Shin aprendió que los presos que no denunciaran las acciones «negativas» de los demás prisioneros, serían castigados con la pena de muerte. Él mismo asistió a la ejecución de su madre y su hermano tras delatarles ante uno de los guardianes. Tenía solo 13 años y no sintió ningún arrepentimiento.

«Solo ahora me doy cuenta de que los quería», explica. Mientras estaba en los campos no desarrolló cariño por nada ni por nadie. Su relación con otros seres humanos se reducía a una competición por la comida. Tampoco fue consciente de lo que ocurría en el mundo exterior, hasta que tomó contacto con un recluso que había vivido en el extranjero. No fueron los relatos sobre la vida libertad las que le invitaron a dejar su cautiverio, sino la comida. «Me fugué solo porque quería probar los alimentos de los que me había hablado», confiesa. Condicionado por lo único que conocía, Shin era un hombre anulado. «No comprendía el sentido de la libertad».

Según el Comité por los Derechos Humanos en Corea del Norte, otra ONG, unas 200.000 personas se encuentran internadas en campos en Corea del Norte viviendo situaciones parecidas a las de Shin. Según esta fuente, unas 400.000 personas murieron allí debido a las torturas, el hambre, las enfermedades o ejecutadas.

La ex novia fusilada

Pero como han demostrado los últimos acontecimientos, la mano dura de este Calígula moderno se vuelve más firme cuando se trata de su círculo cercano. Este verano, Kim Jong-un mandó asesinar a su ex novia, la estrella del pop norcoreano Hyum Song-wol.

La historia la hizo pública el diario «Chosun Ilbo». La cantante fue detenida el pasado 17 de agosto por ejercer la «pornografía», junto a algunos miembros de la Orquesta Unhasu y la Banda de Música Ligera Wangjaesan. Los fusilaron tres días más tarde con sus familiares como espectadores y con motivo de la «culpabilidad por asociación» todos ellos fueron internados en un campo de concentración.

A pesar de que en realidad nadie sabe muy bien lo que está ocurriendo tras sus fronteras, la jauría que devoró a Jang Song Thaek es solo el último capítulo del manual de la tortura que se escribe a diario en el país comunista.